Expreso: El tiempo para las fundaciones se acorta

Infografía de Diario Expreso sobre el Decreto 16

Infografía de Diario Expreso sobre el Decreto 16

Los requisitos de los ministerios y el decreto 16 asfixian a estos grupos – El alcalde Nebot critica la excesiva regulación. 

En Guayaquil, el voluntariado vive un momento de crisis y esta podría acentuarse. Una fundación cerró, otra está a un paso de hacerlo y una tercera teme por su futuro. Un panorama que genera preocupación y que hizo que el alcalde Jaime Nebot saliera ayer nuevamente en defensa de este sector.

Y es que no solo las normas técnicas que imponen los ministerios asfixian a las fundaciones. La preocupación más cercana es el decreto 16, al que deben ajustarse hasta diciembre si quieren seguir funcionando. El tiempo corre y las trabas están allí. Cumplir con estos requisitos es obligatorio, pues para el Gobierno esta es la única forma de poner orden en las ONG del país.

Estos meses son decisivos. Los 180 días adicionales que dio el Gobierno para adaptarse a los registros parecen no ser suficientes.

Las trabas son varias. Reformar los estatutos para acoplarse a las nuevas normas requiere de conocimientos legales. Las fundaciones buscan a voluntarios para que los ayuden en esta tarea, pero, si no los consiguen, deben pagar hasta 2.500 dólares a un abogado. Un problema para estas instituciones que viven de la solidaridad.

¿Y los fiscalizadores? La situación es la misma. ¿Y las auditorías? En este caso sí deberán financiarla, porque debe ser externa. Son problemas a los que deben enfrentarse las fundaciones de manera inmediata. ¿Y si no cumplen? “Aquellas organizaciones que no hayan obtenido el registro, no podrán operar en el país”. La disposición es tajante. En la ciudad que se ganó el título de la “cuna del voluntariado” hay incertidumbre. El alcalde, los rotarios, Acorvol, varios grupos de voluntariado y ciudadanos a través de las redes sociales han manifestado su preocupación.

El debate surgió luego de que EXPRESO publicara el lunes pasado que la fundación Crecer cerró luego de 28 años de trabajar con los chicos de la calle. No pudieron continuar con el programa de educación compensatoria con el que habían beneficiado a 600 chicos.

En la edición de ayer se evidenció el caso de la asociación de voluntariado San Vicente de Paúl, que tiene un programa de recreación para los adultos mayores, del que se han beneficiado 800 personas en 15 años. Tampoco obtuvieron permiso.

Es una época de pruebas para el voluntariado y no todas han podido pasarlas.

Publicado en diario Expreso, el 7 de agosto de 2014. 

Anuncios
Categorías: NOTICIAS | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: